​​Los priistas quieren responsables por su ruina... Son ellos mismos, por arruinar a México

|

En la encrucijada que le plantea el resultado de la elección, el PRI puede vivir escenarios que van de lo más gris a lo más negro. Una auténtica “implosión” de consecuencias nunca vistas: por un lado mantener hasta donde sea posible unaimagen de unidad, mientras que por dentro habrá quien busque, de mínimo, un cobro de daños. Se hablará de refundación, pero lo que en realidad se dice entre líneas es un arrepentimiento de decisiones y estrategias fundamentales que derivaron en la mayor derrota de su historia.

Hasta ahora son tres los momentos que reflejan la devastación política dentro del tricolor y el elemental “control de daños” que intenta hacerse, pero de acuerdo con columnistas, es inevitable revelar la frustración y enojo que se vive desde el domingo 1 de julio.