‘Tengo 4 años esperando una llamada para buscarlo’

|

Rosa Elia Vázquez tiene esperanzas de encontrar a su hijo. (Foto: Francisco Guerrero/ EL DEBATE)


Los Mochis, Sinaloa.- La tarde del 17 de noviembre del 2013 fue cuando la maestra Rosa Elia Vázquez miró y habló con su hijo Román Alberto S., por última vez en su domicilio en Constancia, El Fuerte.


En esa ocasión, Rosa llevó ensalada y le ofreció a Román, pero le contestó: ‘muchas gracias, mamá; ya comí ceviche’. 





A partir de ahí la vida de la maestra dio un cambio que nadie desearía: Román, de 26 años, salió de su casa al recibir una llamada de un conocido llamado Morgan y se dirigió a la ciudad de Los Mochis.


Horas después sucedió una persecución de una camioneta color blanco que inició en la carretera México 15 y terminó en Mochicahui, El Fuerte.


Era el vehículo de Román, pero él no estaba. Incluso, Seguridad Pública informó que en el interior de la camioneta hallaron una pistola.


Los familiares empezaron a indagar, realizar marchas, denunciar el caso tanto en Sinaloa como en la Ciudad de México y trajo como resultado que tres expolicías municipales preventivos de Ahome, señalados como presuntos responsables de la desaparición forzada del joven, fueran sentenciados. Un cuarto implicado sigue prófugo.


La familia de Román mencionó que la pistola fue ‘sembrada’ en la camioneta. Sin embargo, actualmente la sentencia de 28 años 9 meses de prisión que recibieron está en apelación por segunda vez.

UNA LLAMADA, SOLO UNA

Rosa Elia Vázquez tiene cuatro años buscando que se aplique la justicia contra quienes son señalados como probables responsables de la desaparición forzada de su hijo: Jorge C., Óscar H. y Jorge M., quienes se entregaron voluntariamente a las autoridades en el 2014, mientras que Daniel V., no ha sido localizado por los investigadores. 


Incluso, señaló que otros jefes policiacos también fueron removidos por el cambio de administración. Otros ya se jubilaron. Pero ella no pierde la esperanza especialmente en la justicia divina.



“Ya llevo cuatro años esperando esa llamada que me diga el lugar dónde buscar a mi hijo, que me dé pistas y tengo mucha fe. Ese es mi llamado que les hago a esas personas que saben algo”


La maestra recalca que algún día le informarán.

BUSCA LA PENA MÁXIMA

“La búsqueda no ha sido fácil, hemos hecho manifestaciones pacíficas, acudido a diversas reuniones en Los Mochis, Culiacán y en la Ciudad de México. Escuchamos testimonios de varias personas y es que solamente queremos saber qué pasó la noche del 17 de noviembre del 2013 en la sindicatura de Mochicahui”, externó.




Y es que enfatiza que debe aplicarse la justicia porque pide la pena máxima de 50 años y no la de 28 años 9 meses que les dictaron durante el 2015 a los sospechosos por el caso de Román. Luego vino la primera apelación y en septiembre del 2017 se confirmó la misma sentencia, pero nuevamente se emitió la apelación tanto de la parte acusadora como la defensora.


"NO FUIMOS"
En julio del 2014, los detenidos comentaron que ellos no tuvieron nada que ver con la desaparición y temían que algo les pasara.


DIFERENCIAS
17 de noviembre del 2013
El domingo en la tarde, patrullas de Ahome interceptaron al joven frente a la entrada de Mochicahui; hubo varios testigos, según 


las investigaciones.

19 de diciembre del 2013

El Juzgado Segundo de Primera Instancia giró las cuatro órdenes de aprehensión contra los involucrados en la desaparición.



9 de julio del 2014

Los tres exagentes municipales preventivos de Ahome decidieron entregarse a la Subprocuraduría Regional de Justicia zona norte.


 



"Voy a luchar por la máxima sentencia"

Por: El Debate Los Mochis, Sinaloa.- Los 28 años y nueve meses de prisión a los que han sido condenados los tres exagentes de la Policía Municipal de Ahome por la desaparición forzada de Román Alberto Soto Vázquez, son considerados pocos para Rosa Elia Vázquez Hernández, madre del joven vecino de La Constancia, El Fuerte.