Liberan a otro presunto involucrado por la PGR en caso Ayotzinapa

|

La Procuraduría General de la República (PGR) sigue dando tumbos al intentar esclarecer el caso de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa.


A casi cuatro años de los sangrientos hechos en Iguala, Guerrero, un juez federal echó abajo, una semana después de presentado, la más reciente detención realizada por la Policía Federal.


El 28 de agosto fue detenida una persona que la autoridad presentó como Juan Miguel Miranda Pantoja, el “Pajarraco”, capturado en Piedras Negras, Coahuila, pero internado en el Cefereso de Durango hasta el día 30 al cumplimentarse dos órdenes de aprehensión.


La primera orden era por delincuencia organizada y lo vinculaba al grupo Guerreros Unidos; la otra era por secuestro, delito por el que se investigan los eventos del 26 de septiembre de 2014.


Sin embargo, para ambos delitos el juez primero de distrito de Procesos Federales de Tamaulipas, David Calderón Blanc, dictó el auto de libertad, por falta de elementos.

Para emitir sus sentencias del jueves 06 de septiembre, el juez retomó las cuatro sentencias del Primer Tribunal Colegiado del Circuito en Reynosa, Tamaulipas, en favor de ocho inculpados donde, incluso, se ordenaba crear una comisión de la verdad.


Basado en ello, Calderón Blanc desechó 48 declaraciones en el caso del “Pajarraco”, ya que consideró que los inculpados fueron detenidos arbitrariamente, encerrados por un plazo que excede el permitido y seguramente fueron torturados para declarar.

En el caso de la acusación por delincuencia organizada, el juez Calderón determinó que la PGR ni siquiera fue capaz de “acreditar la existencia del grupo delictivo denominado Guerreros Unidos” ello al tomarse en cuenta solo las pruebas lícitas del expediente.


En tanto que para la acusación de secuestro, estableció que una vez que se desestimaron las declaraciones obtenidas ilegalmente, en ninguna parte del expediente es mencionado el mentado “Pajarraco”.


Por lo tanto, la autoridad judicial asentó: “Este tribunal determina que ante la inactividad investigadora de la fiscalía, no queda más que concluir que en la causa hay insuficiencia de pruebas para sustentar una sujeción a proceso”.


De esa manera, se beneficia al implicado pues “a favor de cualquier persona que se ve involucrada en un proceso penal, opera el principio de presunción de inocencia, en razón del cual, al indiciado no tiene la carga de probar su inocencia, sino que es al Ministerio Público a quien incumbe demostrar los elementos constitutivos de delito”, dictó el juez.


Cabe recordar que la PGR ofrecía una recompensa de 1.5 millones de pesos por información que condujera a localizar al “Pajarraco”, ya que en la versión de la “Verdad Histórica”, colaboró en el traslado de los estudiantes de Ayotzinapa, en una camioneta de redilas, al basurero de Cocula.